El 40% de apartamentos vacacionales de Barcelona se han convertido al alquiler tradicional tras la pandemia

Alquiler de pisos

La crisis sanitaria del coronavirus ha tenido un gran impacto sobre el sector turístico. Ante la incerteza de la llegada de turistas, debido a los rebrotes y cierres de fronteras, los propietarios de pisos turísticos en España han optado por el alquiler residencial para intentar paliar las pérdidas de esta temporada.

Uno de cada cuatro apartamentos turísticos se pasa al alquiler de pisos tradicional

Si bien hubo un tiempo en el que llegamos a disponer de más camas en este tipo de inmuebles que en los hoteles, lo cierto es que el mercado de alquiler de pisos turísticos no pasa por su mejor momento financiero. El negocio parece haber tocado techo en nuestro país y empieza a dar síntomas de agotamiento. La Federación Española de Asociaciones de Viviendas y Apartamentos Turísticos (Fevitur) apunta a que el sector podría perder hasta 2.900 millones de euros este año.

En esta línea, el presidente de la asociación de propietarios turísticos Madrid Aloja explicaba en el País que en los próximos meses, uno de cada cuatro pisos turísticos podrían pasarse al alquiler tradicional. Datos que defiende la Asociación de Apartamentos Turísticos de Barcelona (Apartur), al afirmar que más del 40% de los apartamentos turísticos de Barcelona ya se han transformado en pisos de alquiler residencial por falta de negocio.

Preocupación por el alquiler de pisos en zonas costeras

Por otro lado, la crisis de la COVID-19 junto a las continuas restricciones de los ayuntamientos sobre este tipo de viviendas en alquiler, están acelerando una reconversión del sector a medio plazo. Muestra de ello es que el 16,5% del alquiler de pisos vacacionales del portal pisos.com, han pasado a figurar como alquiler residencial tras la desescalada.

Expertos del sector como el director general de la Agencia Negociadora del Alquiler (ANA), José Ramón Zurdo, se muestran optimistas ante tal contexto, defendiendo que la crisis actual favorecerá el acceso a la vivienda en España. Y eso, a su vez, provocará una bajada generalizada de los precios en la compra-venta de inmuebles en zonas de alta demanda. Hasta ahora copada por los pisos de alquiler turístico.

Asimismo, este escenario es sobre todo desconcertante para los propietarios de pisos vacacionales en zonas costeras acostumbrados a una alta rentabilidad por temporada, com por ejemplo, Vilanova i la Geltrú o Sitges. Cabe remarcar que el Ayuntamiento de Sitges ya limitó al 10% las licencias de este tipo de alojamientos al detectar que podía haber más de 2.000 pisos turísticos sobre un total de 17.640 viviendas.

Cómo pasar tu piso de alquiler turístico a residencial

La flexibilidad de la regulación para reconvertir estos pisos en arrendamientos de temporada va a facilitar que muchas de las viviendas que opten por el alquiler residencial se queden de forma permanente. Durante el año que pide la ley, los propietarios tendrán la experiencia de ver que el alquiler tradicional da mucha más tranquilidad que el vacacional.

Ahora bien, Zurdo advierte en El Español que convertir un piso de alquiler turístico a residencial podría ser ilegal si no se acredita correctamente la temporalidad del arrendamiento. Teniendo en cuenta el Artículo 9 de la LAU, si el inquilino demuestra que es su vivienda habitual podrá permanecer en la misma hasta cinco años si es persona física (siete si es jurídica), aunque se haya hecho constar en el contrato un tiempo inferior o temporal.

Si te estás planteando vender tu vivienda o convertir el alquiler vacacional a residencial, no dudes en contactar con Serra Grup Immobiliari para sacar la máxima rentabilidad, a través del teléfono de cada oficina, enviándonos un email a info@serra.immo o bien rellenando el formulario de contacto de nuestra web.