Familias y empresas se podrán beneficiar de las medidas económicas establecidas por el Ayuntamiento

blank

El Ayuntamiento de Vilafranca del Penedès ha aprobado diferentes medidas para ayudar a las familias y empresas que sufren las consecuencias económicas derivadas del COVID-19. Así pues, se aplazarán los tributos municipales y no se cobraran las tasas de los servicios no prestados. Algunas de las medidas más relevantes que aplicará el consistorio son las siguientes:

  • Todas las tasas que actualmente tengan vigente el periodo de pago voluntario se aplazan hasta el 20 de mayo.
  • Se aplaza hasta el mes de junio el Impuesto sobre Vehículos de Tracción Mecánica.
  • La primera fracción del IBI se cobrará el mes de julio. Este mes también se cobrará la tasa de residuos para los particulares. En referencia con este último aspecto, las industrias y los comercios la pagarán en dos fracciones en octubre y en diciembre.
  • El Impuesto sobre Actividades Económicas se cobrará el mes de noviembre.
  • No se cobrará el primer semestre de la tasa de terrazas en la vía pública ni la de mercados correspondiente a los meses de marzo y abril.
  • No se realizará ningún corte en el suministro de agua en los casos de impago.
  • Las zonas azules de aparcamiento serán gratuitas hasta la finalización del estado de alarma.
  • Se renuevan de oficio las ayudas de alquiler para personas mayores.

Podéis leer la noticia completa en la web oficial del Ayuntamiento de Vilafranca aquí.